Un muro es una estructura que sirve para delimitar o dividir un espacio y también puede servir como elemento de contención de un terreno natural o artificial y como elemento de sostén de otros elementos constructivos.

Los muros de hormigón tienen diversas funciones y se pueden clasificar en muros estructurales y de gravedad que son los encargados de contrarrestar el empuje de un terreno.

Los estructurales de hormigón presentan ligeros movimientos de deformación y dependiendo de su altura, así será el grosor.

Estos muros suelen tener un saliente que se apoya parte del terreno y nos lo podemos encontrar en T invertida y en L.

¡Consúltanos!

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted